Minsait comparte tres acciones clave para lograr una migración exitosa a la nube

/COMUNICAE/

En los próximos años, la tecnología Cloud no solo será una herramienta, sino una necesidad esencial para mantenerse competitivo. El camino hacia una migración efectiva a la nube es complejo y requiere una estrategia robusta. Rodrigo Mendoza, Head de Desarrollo de Soluciones en Minsait, reflexiona cómo las organizaciones pueden evitar decepciones al migrar a la nube, proporcionando un enfoque innovador que va más allá de la simple adopción tecnológica con objetivos de negocio reales

Durante los próximos años, ¿en qué términos estaremos aprovechando la innovación de la nube? De acuerdo con estimaciones de mercado para 2028, las organizaciones del mundo reconocerán que la tecnología Cloud es «una necesidad de negocios», un elemento vital para asegurar la competitividad de una empresa.

Actualmente, la mayoría de las empresas, según la misma referencia, valora a la nube como «una tecnología disruptiva» o «un habilitador de capacidades». Al parecer, en apenas cuatro años, la percepción de la innovación Cloud registrará un cambio sumamente importante.

Sin embargo, dicha transición no será un procedimiento automático. De hecho, en muchas organizaciones el cambio de visión podría resultar complicado. La razón: su Journey to Cloud (la migración de operaciones empresariales hacia un ambiente de nube) no está guiado por objetivos/resultados de negocio, sino por criterios fundamentalmente tecnológicos.

Cuando prevalece el enfoque tecnológico, no es raro que una empresa termine confundida y decepcionada. Invierte presupuestos significativos en tareas que parecen correctas (por ejemplo, firmar contratos comprometiendo la migración de la mayor parte de sus sistemas hacia una o varias nubes), y a pesar de ello, la organización no percibe que su viaje hacia la nube esté transcurriendo por un buen rumbo.

Esto explica que solo el 10%* de las compañías cree que está aprovechando el máximo potencial que brinda la tecnología de nube; es decir, el 90% de las empresas asume que no está recibiendo el beneficio esperado. En el mismo sentido, solo una de cada cuatro organizaciones puede mostrar un ROI puntal (Retorno de la Inversión, por sus siglas en inglés) de los beneficios de negocio obtenidos a partir de la adopción de innovaciones Cloud.

En circunstancias así, mover el timón del proyecto -para alinear la iniciativa de nube a metas de negocio- nunca será una mala idea.

Visión de negocios e innovación: avanzando en el mismo carril
Establecer un Journey to Cloud orientado a metas de negocio no es un desafío imposible. Para una empresa, en esencia, implica la adopción de nuevas prácticas y criterios al momento de poner en marcha proyectos de innovación.

Este enfoque puede iniciar con tres acciones básicas, las cuales contribuyen a que -desde el principio- el potencial tecnológico de la nube se mantenga alineado a los objetivos de negocio:

  • Crear un entorno de colaboración para las áreas de negocio y el departamento de Sistemas. Los expertos técnicos y los líderes empresariales deben compartir información y conocimientos para crear una estrategia de nube robusta: cuál es la meta de negocio (incrementar ventas, apoyar a una fuerza de ventas móvil, etc.); qué soluciones Cloud pueden usarse para lograr el objetivo (análisis de proveedores; costo del servicio; factores de integración a la infraestructura y ecosistema tecnológico existente, estudio de casos referencia); qué gastos asociados tiene el proyecto (contratación de personal, programas de capacitación, campañas de comunicación interna, etc.); entre otros ángulos que necesitan una visión que equilibre lo empresarial y lo tecnológico.

Respecto a esto, vale la pena señalar que entre las organizaciones que están aprovechando la innovación Cloud para transformarse, más del 50%* reconoce que la relación entre los departamentos de negocios y las áreas de Sistemas tiene un margen para mejorar.

  • Diseñar un plan de despliegue. El proyecto Cloud de una organización debe plasmarse en un mapa de despliegue, el cual debe incluir fases, responsables y resultados parciales. De esta forma, se podrá validar que la iniciativa de nube avanza en la dirección definida, es decir, que en cada etapa del programa se está logrando un objetivo que beneficia al negocio (por ejemplo, incremento de ventas o mejores índices de satisfacción del cliente, optimización de costos).

En este aspecto, hay un escenario que los expertos consideran ideal: que la iniciativa de modernización empresarial a través de la nube esté incluida en los planes estratégicos de la compañía. Sin embargo, solo el 41%* de las empresas toma tal decisión.

  • Crear mecanismos de evaluación y seguimiento. En todo momento, la empresa debe contar con recursos de análisis que le permitan valorar los avances e incidentes que ocurran en el proyecto de innovación Cloud. Estos mecanismos son fundamentales para mejorar procesos, detectar fallas recurrentes o descubrir objetivos que quizás necesitan replantearse.

Este es otro aspecto en el que pocas organizaciones han dado pasos firmes. Entre las empresas que están migrando operaciones a un ambiente de nube, solo el 25%* de ellas reconoce que realiza seguimientos para detectar niveles de cumplimiento -es decir, el grueso de las compañías no recurre a métricas o herramientas para evaluar su progreso.

Frente a la innovación Cloud, que continuará transformando el ámbito empresarial, las organizaciones necesitan fijar una posición: ¿usarán la nube como una simple herramienta tecnológica o la aprovecharán -con visión de negocio- para impulsar su eficiencia y su generación de valor? Es el momento de elegir.  

*Datos del informe Modernizar y crecer en la nube. La siguiente gran etapa en la transformación del negocio, estudio elaborado por Minsait, una empresa de Indra. Informe disponible para descarga aquí.

Rodrigo Mendoza Martínez, es un directivo con más de 19 años de experiencia en consultoría de TI y de negocio; actualmente funge como Head de Desarrollo de Soluciones en Minsait, la compañía del Grupo Indra líder en transformación digital y Tecnologías de la Información. Presenta un alto grado de especialización, amplia experiencia en el negocio digital avanzado, conocimiento sectorial y un talento multidisciplinar formado por miles de profesionales en todo el mundo. Minsait está a la vanguardia de la nueva digitalización con capacidades avanzadas en inteligencia artificial, cloud, ciberseguridad y otras tecnologías transformadoras. Con ello, impulsa los negocios y genera grandes impactos en la sociedad, gracias a una oferta digital de servicios de alto valor añadido, soluciones digitales a medida para todos los ámbitos de actividad y acuerdos con los socios más relevantes del mercado. A cierre del año 2023, los ingresos de Minsait llegaron hasta los 2.517 millones de euros.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico

Ir a la fuente
Author: